[volver al cuaderno central]

 

     

HEVAC AMBIENT.
Premio a la empresa verde

. Hevac Ambient, SL

Año de creación: 1993
Actividad: eliminación de residuos, tratamiento avanzado, reciclaje, valoración y depuración
Presidente: Ramon Adalid
Número de trabajadores: 6
Facturación: 100 millones (1997)
Teléfono: 93 401 98 94

 

Ramon Adalid:

"Nuestra actividad se centra en solucionar problemas de residuos, un sector que en la actualidad, en nuestro país, como sucedió en el resto de Europa, posee un potencial extraordinario. Insisto: vendemos soluciones a problemas de medio ambiente, no máquinas."
"Mi interés por Barcelona Activa nace con la propia empresa. Quería aprovechar la estructura que me ofrecían, porque no me interesaba tener muchos trabajadores. Yo, personalmente, me considero más técnico que comercial. De entrada, no pretendía crecer demasiado. En el pasado, ya tuve una empresa con 45 trabajadores. Pero lo cierto es que las circunstancias te obligan a expandirte. Tienes que ir a ferias y darte a conocer y, bueno, nos ha ido muy bien."
"Ahora, despu?s de tres a?os, se nos acaba el contrato con Barcelona Activa y nos estableceremos por nuestra cuenta, en un local de propiedad, aunque existe la posibilidad de que nos instalemos en el Foro Norte."

Por un mundo más verde

La nuestra es una sociedad de consumo, y consumo significa desechos. Papeles, plásticos, pilas, aceites, maderas... Entre 800 y 1.200 gramos de basura de todo tipo generamos cada día cada uno de nosotros en nuestra actividad cotidiana. Una producción que se multiplica por cuatro en el caso de los enfermos hospitalarios. De cada cama de hospital salen cada día cuatro kilos de material que debe ser eliminado. Flores, revistas, cajas de bombones, restos de comida, toallas, jeringuillas, gasas y restos procedentes de intervenciones quirúrgicas.

En el creciente mercado de la eliminación de residuos intervienen empresas como Hevac Ambient, sociedad fundada hace cinco años por Ramon Adalid al amparo de Barcelona Activa. Hevac denomina a su trabajo valoración y tratamiento de residuos. En el caso de los residuos hospitalarios, Hevac ha montado ya siete plantas de esterilización y trituración de residuos para hospitales, una forma de eliminación que sustituye a la incineración, en la que Adalid ya posee una amplia experiencia.

Hevac es una empresa pequeña, con sólo seis trabajadores, pero que lleva a cabo una actividad variada. En el campo del reciclaje, realizan trabajos insólitos para la mayoría de los mortales. Un ejemplo sería separar el plástico del cobre de los cables eléctricos para poder reaprovechar cada material. "Hoy en día, no hay nada que no sea reciclable", apunta Adalid. Así, lo que un día fue un cable eléctrico puede acabar convertido en una cañería o en un juguete.

Hevac recibió precisamente el premio de Barcelona Activa a la empresa verde por descontaminar una fábrica de Badalona que convertía tejidos en placas aislantes para coches. Ante la amenaza de inminente cierre de la planta, la industria se movió. Buscaron a alguien que eliminara el mal olor, los humos y, sobre todo, los gases tóxicos que emitían. Ramon Adalid lo consiguió, y lo que empezó siendo una experiencia innovadora se ha exportado a otras plantas que la sociedad tiene en España, Francia e Inglaterra.

Hevac también se encarga de destruir residuos sólidos. Los tejidos sintéticos son tóxicos, y una empresa del Prat del Llobregat se encontraba diariamente con el problema de tener que eliminar 500 kilos sobrantes. En los últimos tres años, esta empresa se ha ahorrado tener que eliminar más de cuatro millones de kilos de material de rechazo. ¿Cómo es posible que una industria produzca una cantidad tan exagerada de material que después tiene que tirar? Pues es muy sencillo: resulta más económico que detener la cadena de producción.

Hoy todo son ventajas para esta empresa. El reciclaje permite reaprovechar material que hasta ahora se tiraba, reduce notablemente los gastos de transporte y evita el desgaste de imagen corporativa por un tema tan sensible a los ojos de la opinión pública como es el medio ambiente.

Similar problema sufren muchas otras industrias. Una empresa de detergente próxima a Barcelona produce 500 kilos de material de rechazo cada hora. También en este caso Hevac les ha encontrado una solución.