La red metropolitana de ciudades

Front Marítim. La otra Vila Olímpica
La apertura de la Diagonal. El viejo sueño
Diagonal Mar. Un nuevo centro ubano

El Besòs. De alcantarilla a parque

El eje del Llobregat. La ampliación del puerto y los nuevos espacios naturales
Aeropuerto. Escala intercontinental
TAV / La Sagrera. El tren del progreso

Ciutat Vella
Completar la reforma del centro históric
o

Barcelona(s). 2004, los futuros de la ciudad


       

 

 

 

(© Maria Birulés)

 

Barcelona(s)
2004, els futurs de la ciutat

"Barcelona(s). 2004, los futuros de la ciudad" es el nombre de la exposición que se celebra en la bocana del Puerto Olímpico durante los meses de marzo y abril, coincidiendo con los congresos de la IULA (Unión Internacional de Autoridades Locales) y de Metròpolis. Con el caso de Barcelona como referencia, la manifestación quiere suscitar la reflexión y el debate sobre los grandes temas y problemas que afectan a las grandes urbes ante el inminente cambio de milenio. Sobre una superficie de 2.000 metros cuadrados, el montaje se estructura en tres ámbitos: la ciudad y la región metropolitana, movilidad y transporte, la fachada marítima y la ciudad del conocimiento. El proyecto ha sido comisariado por Josep A. Acebillo y Pep Subirós.

 

1. La ciudad y la región metropolitana

Cada vez más, el mundo es un mundo de ciudades. Se prevé que aproximadamente en el 2010 dos terceras partes de la población mundial vivirán en áreas urbanas. Este fenómeno es especialmente intenso y evidente en el continente europeo.
Con 4,3 millones de habitantes, el área de Barcelona acoge al 11% de la población de España y al 70% de la población de Cataluña. Con relación al conjunto de España, representa el 14% del PIB y el 21% de la ocupación industrial. Por volumen de población, es la sexta región de la Unión Europea y en términos de renta se sitúa en la media.

1.1. Barcelona en la escena internacional: conexiones, competitividad, cualidad

Pese a su importancia poblacional y económica, que la sitúa en el sexto puesto entre las regiones europeas, en materia de infraestructuras el área de Barcelona ocupa tan sólo el 88º lugar entre las 168 regiones del continente.
Por esta razón, el área barcelonesa requiere un esfuerzo inversor singular, especialmente en la dotación de infraestructuras de transportes, de comunicaciones y medioambientales (tratamiento del agua y de los residuos, ahorro energético, recuperación de espacios naturales), así como en materia de investigación científica, aplicaciones tecnológicas y creatividad cultural.
Por un lado, para ganar competitividad en la red internacional de ciudades que se va estableciendo, pero también, y sobre todo, para garantizar un desarrollo equilibrado y un tratamiento adecuado del territorio del espacio urbano desde el punto de vista de la calidad de vida y del respeto al medio ambiente.

1.2. El desarrollo de Barcelona.
La apuesta por el reequilibrio urbano y territorial

Durante el siglo XIX y la primera mitad del XX el desarrollo industrial de Barcelona tuvo lugar básicamente en el sector nordeste de la ciudad, a la vez que las grandes infraestructuras medioambientales (generación de electricidad, depuración de aguas, incineración de residuos sólidos) se concentraban alrededor de la desembocadura del Besòs, con el correspondiente impacto sobre la fachada marítima. A partir de los años cincuenta, en cambio, el crecimiento de la ciudad se ha orientado fundamentalmente hacia el sudoeste y generó intensos desequilibrios urbanos. La operación articulada en torno a los Juegos Olímpicos de 1992 supuso un primer intento de reequilibrio, recuperando para el conjunto de la ciudad una buena parte de la fachada marítima de Poblenou. El conjunto de actuaciones situadas en el horizonte del año 2004 –y muy especialmente la potenciación de la zona de La Sagrera, el saneamiento y acondicionamiento del Besòs, la prolongación y apertura de la Diagonal hasta el mar, y todas las actuaciones previstas con motivo del Foro Universal de las Culturas. Barcelona 2004– pretenden completar este reequilibrio, mejorando sustancialmente la calidad de vida y la vitalidad de un área en la que viven cerca de dos millones de personas.

1.3. La región metropolitana, ciudad de ciudades.
Territorio y medio ambient
lineap.gif (951 bytes)

Una de las cuestiones prioritarias a tener en cuenta para un desarrollo equilibrado y respetuoso con el medio ambiente es la política del suelo. A partir de los datos más recientes (padrón de 1996), resulta evidente que en estos últimos años se ha dado un crecimiento basado en un consumo excesivo del suelo, con un incremento de un 56% del territorio urbanizado dentro de la región metropolitana de Barcelona. Esto comporta una dispersión de la población y de la actividad económica, síntoma de una tendencia hacia la ciudad difusa que se ha de observar con preocupación. Sin embargo, uno de los grandes activos de la región metropolitana barcelonesa es la riqueza de su tejido urbano. Además de la propia Barcelona, ciudades como Badalona, Mataró, Mollet del Vallès, Granollers, Sabadell, Terrassa, Martorell, Vilafranca o Vilanova i la Geltrú, entre otras, son centros urbanos cargados de vitalidad, con especializaciones productivas que los hacen altamente competitivos en el contexto internacional. Así, el desarrollo de la región debería producirse sobre la base de estos núcleos, fortaleciéndolos, y no con un crecimiento urbano difuso que eche a perder las reservas de suelo no urbano todavía disponibles.

 

 

2. Movilidad y transporte

La apuesta por el transporte público

El Pacto por la Movilidad, promovido por el Ayuntamiento de Barcelona y recientemente suscrito por las principales entidades cívicas y asociaciones profesionales del sector, constituye un compromiso colectivo para hacer frente al crecimiento y a la diversidad de la movilidad sin hipotecar, no obstante, ni el medio ambiente y la calidad de vida de los ciudadanos, ni la fluidez y velocidad media del tráfico en un horizonte de futuro. Dentro del Pacto por la Movilidad, hay que destacar la apuesta por el transporte público, única opción que permite combinar una movilidad eficaz con el respeto por el territorio y la preservación medioambiental.

El Pacto por la Movilidad.
Objetivos y propuestas de acuerdo

1. Conseguir un transporte colectivo de calidad e integrado.
2. Mantener las velocidades de recorrido y mejorar la velocidad del transporte público de superficie.
3. Aumentar la superficie y calidad de la red viaria dedicada a peatones.
4. Aumentar el número de plazas de aparcamiento y mejorar su calidad.
5. Mejorar la información y la formación de la ciudadanía, y la señalización de la vía pública.
6. Conseguir una normativa legal adecuada a la movilidad de la ciudad de Barcelona.
7. Mejorar la seguridad viaria y el respeto entre los usuarios y usuarias de los diferentes tipos de transporte.
8. Promover el uso de carburantes menos contaminantes y el control de la contaminación y el ruido causados por el tráfico.
9. Fomentar el uso de la bicicleta como medio habitual de transporte.
10. Lograr una distribución urbana de mercancías y productos ágil y ordenada.

 2.1. Metro y Metro ligero

El metro, por sus costes y por las dificultades objetivas que tiene para incrementar el volumen de pasaje, es un transporte que ha abandonado la fase expansiva, mientras que en las ciudades europeas más avanzadas se han buscado soluciones en nuevas modalidades de transporte público. El metro ligero, y algunas variantes como el Snelltram de Amsterdam, se han mostrado como la respuesta más eficaz, ecológica y barata:
1. respetuoso con el medio ambiente
2. elevada velocidad comercial (20-25 km/h)
3. fácil integración urbana
4. elevada capacidad de transporte
5. accesible para todos
El proyecto de metro ligero para el Baix Llobregat es una adaptación de estas experiencias a las demandas del área metropolitana. Se prevén inicialmente 15 km de línea, con una entrada común a la ciudad de Barcelona, y tres ramales que cubran el área de los municipios incluidos en el proyecto (Esplugues de Llobregat, Sant Just Desvern, Sant Feliu de Llobregat, Sant Joan Despí, Cornellà de Llo-bregat). Por otro lado, está en estudio la propuesta de implantación del metro ligero desde la plaza Francesc Macià y la plaza de las Glòries hasta la desembocadura del Besòs.

Prueba piloto del tranvía de la Diagonal, en noviembre de 1997. Su trazado conectarà con el Baix Llobregat.
(© Arxiu: Barcelona Regional)
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

2.2. Movilidad y vialidad en la ciudad central: el proyecto Picasso de movilidad sostenible

El constante aumento de la movilidad tiene como límites no sólo la rigidez física del sistema viario, sino también la necesaria preservación del espacio urbano y de la calidad medioambiental.
El proyecto Picasso es un proyecto de movilidad sostenible que combina el vehículo privado, el transporte público, la infraestructura y el aparcamiento como sistema interrelacionado. Es la movilidad intermodal.
Tres son los ámbitos de actuación:
-Potenciación del transporte público y su intermodalidad.
-Gestión inteligente de la movilidad basada en la introducción de las nuevas tecnologías.
-Operaciones infraestructurales en un doble sentido: actuaciones de pequeña escala con gran rentabilidad en términos de conectividad y de carácter infraestructural con implicaciones directas en el sistema viario básico de la ciudad.

Plaza Cerdà. La urbanización de una plaza que nunca existió

La plaza Cerdà está dejando de ser un scalextric. La Gran Via ha sido cubierta, los pa-sos elevados sustituidos por pasarelas de peatones, los solares de antiguas fábricas acogerán bloques de viviendas o de oficinas y se ganarán zonas verdes. En definitiva, la nueva plaza tendrá poco que ver con el hostil cruce de caminos construido en los años setenta. El coche ya no será el único protagonista.
La plaza Cerdà será un nuevo núcleo de centralidad urbana, con una oferta de cerca de 1.300 nuevas viviendas. Por otro lado, la nueva ordenación del tráfico mejorará los accesos a la montaña de Montjuïc y permitirá relacionar espacios que hasta ahora se habían dado la espalda: el barrio de Zona Franca con el resto de Barcelona y los barrios barceloneses con los de L’Hospitalet.

Ronda del Mig

La Ronda del Mig –Primer Cinturón– está siendo reformada y completada para darle una coherencia urbana que hasta ahora no había tenido. Así, se prolongará el trazado 1.200 metros, a partir de la calle Cartagena en dirección a Nou Barris, para enlazar con la Ronda del Guinardó y la avenida Rio de Janeiro, completando de este modo la conexión entre la plaza Cerdà y la Meridiana. En el futuro, un nuevo ramal de la Ronda conectará la calle Cartagena con La Sagrera.
Además, se cubren tres tramos de la Ronda existente –Constitució-Pavia, avenida de Madrid-Travessera de les Corts y Alegre de Dalt-Secretari Coloma– en un proyecto que incluye también la creación de nuevos paseos urbanos y zonas ajardinadas.
Finalmente, una obra especialmente significativa es el soterramiento del cruce de la avenida de Sarrià, la calle Sant Joan Bosco y la ronda General Mitre. El nuevo túnel supondrá una transformación sustancial de la zona, con una mejora muy importante para el tráfico, ya que evitará puntos de embotellamiento, y aún más para los vecinos, que ganarán en silencio, seguridad y espacios ajardinados.

La Diagonal llega al mar

Ildefons Cerdà planteó la plaza de las Glòries como el centro neurálgico de su Eixample, pero la plaza acabó siendo un límite. A partir de allí la ciudad creció sin demasiado orden y una de las grandes arterias, la Diagonal, quedó cortada en Glòries. Continuarla hasta el mar, hasta la Rambla Prim, se convirtió en un viejo sueño que poco a poco se va haciendo realidad y que también forma parte de la nueva ciudad del 2004.
Al mismo tiempo, la apertura de la Diagonal hasta el mar es el eje básico de la renovación de Poblenou. La reforma, que afecta a un ámbito de más de sesenta hectáreas, servirá para dar continuidad a la red viaria y recuperar espacios públicos, y permitirá construir 6.000 nuevas viviendas, quince manzanas de zonas verdes y ocho más de equipamientos.

Desdoblamiento de la Ronda del Litoral y túneles de Montjuïc

Se trata de dotar a la Ronda del Litoral de calzadas laterales en el tramo más crítico de su trazado, entre el nudo del Llobregat y el Morrot.
En el lado mar, está prevista la conversión de una parte del actual sistema viario portuario que transcurre dentro del recinto del puerto de Barcelona de modo que los camiones con destino al puerto no tengan que utilizar las calzadas actuales de la Ronda.
En el lado montaña, se propone la construcción de un túnel bajo la montaña de Montjuïc.

2.3. La red ferroviarialineap.gif (951 bytes)

En la medida en que constituye un medio de transporte colectivo eficiente, barato y ecológico, el desarrollo de la red ferroviaria es una prioridad en la mejora del equilibrio regional en el área metropolitana.
En este sentido, hay que continuar mejorando el sistema ferroviario de cercanías. El medio ferroviario tendría que estar en condiciones de sustituir una parte de la movilidad extramunicipal que actualmente encuentra respuesta en el vehículo privado.
Por otra parte, la combinación de una red de tres anchos en Zona Franca-puerto, como espacio industrial preeminente, es una necesidad de primer orden. 

Tren de Alta Velocidad (TAV)

En un continente con una red de ciudades tan densa como la europea, las conexiones ferroviarias de alta velocidad constituyen uno de los principales puntos clave del desarrollo y la competitividad de grandes áreas metropolitanas.
En el caso de la línea Barcelona-Valencia en velocidad alta (200 km/h), ya en funcionamiento, se prevé que tenga una frecuencia de un tren por hora, en tramos de ancho ibérico.
En la alta velocidad (300 km/h), de ancho internacional, habría que considerar la pareja La Sagrera-aeropuerto como dos cabeceras adecuadamente combinadas, los extremos de una región europea que es hinterland del aeropuerto y que cubre un territorio con más de diez millones de habitantes. Por eso se prevén frecuencias especiales para toda esta área de influencia privilegiada, con parada en el aeropuerto.
Otros trenes de alta velocidad fuera del hinterland aeroportuario podrían tener terminal sólo en La Sagrera. Entre estos figuran los trenes con extremo en Londres, Amsterdam, Colonia, Ginebra-Zurich y Milán.

El Tren de Alta Velocidad (TAV) y el área de La Sagrera

La nueva estación intermodal de La Sagrera, en la que confluirán la red de metro, la de cercanías y el Tren de Alta Velocidad, tiene que ser, junto con la estación del aeropuerto, una de las dos grandes cabeceras del TAV en Barcelona.
Se prevé que la estación tenga la condición de estación de paso y no terminal, para evitar que se agote su capacidad, como sucedió, por ejemplo, con la Estació de França.
Considerando como horizonte el año 2025, las circulaciones previstas en la nueva estación son del orden siguiente:
150 trenes diarios (entradas más salidas) en la estación de alta velocidad con 30 millones anuales de pasajeros.
700 trenes diarios en la estación de cercanías (con 30 millones de pasajeros anuales).
Funcionamiento multifrecuente del sistema de transporte de metro ligero (700 metros) hasta un punto de enlace con el metro.
Por otro lado, la nueva estación de La Sagrera constituye una pieza central y básica para consolidar una de las grandes transformaciones de la Barcelona del cambio de siglo: la recuperación urbana de 230 hectáreas de viejo suelo industrial y ferroviario, con la construcción de un parque lineal de 5 km y 35 hectáreas, unas 7.000 nuevas viviendas y nuevos espacios de equipamientos, comercio e industria.
Entre ellos figura el proyecto de La Maquinista, compuesto por un centro comercial, novecientas viviendas, un aparcamiento de 4.000 plazas, oficinas, pequeñas industrias y equipamientos. En conjunto, la inversión estimada para esta área supera los 200.000 millones.

 

 

3. La fachada marítima, de río a río

Uno de los privilegios de Barcelona y su área metropolitana es el de gozar de una extensa fachada litoral. Histó-ricamente, esto ha favorecido la proximidad y fácil interconexión de unas infraestructuras logísticas, de transportes y comunicación (puerto, aeropuerto, tren, áreas logísticas) que dan a Barcelona una gran ventaja competitiva. Este hecho, no obstante, ha supuesto a su vez fuertes impactos territoriales y, a menudo, una degradación de la calidad medioambiental. El gran reto de fururo es mejorar y reforzar las infraestructuras de la zona costera y completar la recuperación de la fachada marítima a la vez que se mejora la calidad medioambiental, en especial en torno a los ríos Llobregat y Besòs.  

3.1. El renacimiento del Besòs

Durante los últimos años se ha iniciado una serie de actuaciones encaminadas al saneamiento del Besòs y al acondicionamiento urbano de su entorno, actuaciones que, en el tramo final del río, están siendo integradas en una propuesta global que contempla múltiples operaciones sobre el territorio: regeneración del lecho y mejora urbanística del entorno del río, recuperación del frente litoral para uso público (baños, zonas lúdicas, instalaciones deportivas y educativas como el puerto de Sant Adrià o el nuevo zoo), apoyo a las zonas comerciales y residenciales creadas en sus proximidades, modernización y adaptación ecológica de las infraestructuras energéticas y de tratamiento de aguas y residuos, eliminación de las líneas de alta tensión, etc.
Se trata, por tanto, de una propuesta que presta una especial atención a la idea de ciudad sostenible que será uno de los ejes temáticos principales del Foro Universal de las Culturas. Barcelona 2004.

La recuperación del lecho
Entre las actuaciones básicas que ya se están llevando a cabo en torno al Besòs destaca la recuperación medioambiental del tramo final del lecho del río, así como el acondicionamiento de las riberas como parque urbano.
El proyecto incluye la generación de zonas húmedas y la creación de lagunas, un parque fluvial (9 km), paseos por los muros laterales, andenes junto a los estanques, arbolado en las riberas, taludes de pendientes suaves para facilitar el acceso y presas inflables como control del caudal de las lluvias.

3.2. El impacto territorial del Foro Universal de las Culturas. Barcelona 2004

En tanto que reflexión sobre procesos como la cultura, la paz o el desarrollo económico sostenible, la celebración del Foro reclama una actuación modélica que permita ofrecer un escenario adecuado a una iniciativa de esta naturaleza.
Así, además de su propia sustantividad como convocatoria universal sobre la cultura, el Foro 2004 –que cuenta con el apoyo y el consenso institucional de la Unesco, del gobierno español y de la Generalitat– actúa como estímulo catalizador y como horizonte temporal de un importante conjunto de operaciones urbanas y medioambientales en torno a la desembocadura del Besòs. Entre ellas, hay que destacar las siguientes:
Puerto deportivo de Sant Adrià.
Llegada de la Diagonal al mar.
Paseo marítimo, zonas de baño (piscinas de agua de mar y playas) y parque urbano (todo el conjunto como campus del Foro durante la celebración del encuentro).
Formación de una nueva plataforma de 75 hectáreas de terreno ganado al mar (construcción del dique y relleno de tierras), Zoo Parc de 24 hectáreas, y playas (300 metros) con canal acuático.
Zoo Parc en el extremo sur de la plataforma, cuya financiación estaría a cargo de operadores privados, con espacios empleados como campus del Foro.
Ampliación de la planta depuradora, con localización provisional de espacios para el Foro 2004 en los decantadores.
Reestructuración de las infraestructuras eléctricas (desmantelamiento de las líneas aéreas, plantas de ciclo combinado que son más eficientes y limpias).
Modernización de la planta incineradora.
Sistema de transporte público que conecte con las redes existentes.

3.3. Barcelona azul y verde 

Diagonal Mar

El complejo Diagonal Mar empieza a cobrar forma después de años de incertidumbres y modificaciones. En la confluencia de la avenida Diagonal y la Rambla Prim se construye desde la primavera de 1998 un centro residencial, comercial y de ocio que quiere ser el motor de todo el proyecto.
Diagonal Mar incluye unas quince hectáreas cedidas para uso público que formarán un parque que se extenderá desde la Diagonal hasta la Ronda Litoral. 

Front Marítim de Poblenou

El futuro barrio de Front Marítim es una de las operaciones de creación de nuevas viviendas previstas en el litoral de Poblenou desde que en 1992 se empezó a impulsar la reforma de toda esta zona antes industrial. Estos son los terrenos (20,4 hectáreas) en los antes se encontraban, entre otras, dos de las mayores fábricas de Poblenou, Macosa y Catalana de Gas.
El proyecto, ya en fase de realización, supone la construcción de 1.723 pisos –un 60 % de ellos sometidos a protección pública– repartidos en siete manzanas que mantendrán la trama cuadriculada del Eixample y que tendrán jardines interiores públicos. 

El nuevo Port Vell

El área de Port Vell, liberada de mercancías, se ha integrado plenamente en la ciudad y ahora tan sólo faltaría rematar la operación con la renovación de la estación de viajeros, la mejora de los accesos a la zona de viajeros y a la zona náutica deportiva, la apertura de una nueva bocana y la finalización de los edificios de oficinas y del World Trade Center (WTC).
El conjunto arquitectónico del World Trade Center estará integrado por cuatro edificios de ocho plantas, con una plaza en el centro que actuará de distribuidor entre las diferentes áreas y servicios. Asimismo, contará con dos grandes terminales marítimas en las que podrán varar hasta diez grandes cruceros simultáneamente.

3.4. Plan Delta del Llobregat:
La puerta Sur de Europa 

El Plan del Delta del Llobregat –que cuenta con la participación de todas las administraciones implicadas: ministerio de Fomento y ministerio de Medio Ambiente, Generalitat de Cataluña, ayuntamientos de Barcelona y de El Prat de Llobregat, Consejo Comarcal del Baix Llobregat– integra un conjunto muy importante de actuaciones y de inversiones en infraestructuras de transporte, logística y medio ambiente.
Su realización debe permitir alcanzar el objetivo de convertir Barcelona y su región metropolitana en la Puerta Sur de Europa dentro de las redes económicas internacionales y, de esta forma, asegurar la competitividad de la economía catalana.
Los principales elementos de la operación son estos:
Ampliación del puerto y desvío del río Llobregat.
Creación de una Zona de Actividades Logísticas (ZAL).
Ampliación del aeropuerto.
Infraestructuras de las redes viaria y ferroviaria.
Infraestructuras medioambientales.
Las previsiones sobre los efectos económicos a corto plazo del Plan del Delta del Llobregat contemplan la generación (por construcción de infraestructuras) de 134.000 puestos de trabajo directos y 40.000 puestos más como ocupación inducida. Asimismo, se calcula que la activación de la producción será por un valor de 770.000 millones de pesetas en el conjunto de la región metropolitana (494.000 millones de inversión directa y 275.000 millones de producción inducida), y se prevé una generación de 381.000 millones de pesetas de valor añadido bruto generado por la inversión (246.000 millones directos y 135.000 millones inducidos).

Ampliación del aeropuerto

Las propuestas de actuación sobre el aeropuerto persiguen a corto y medio plazo una mejora notable de su capacidad y de su conectividad. En transporte de viajeros, los retos quedan marcados por los siguientes horizontes:
Horizonte 2010 = 30 millones de pasajeros/año.
Horizonte 2016 = 40 millones de pasajeros /año.
Además, se prevé un aumento de las funciones industriales (mantenimiento de aeronaves y otros) y del transporte de mercancías, con la correspondiente generación de puestos de trabajo.
Las principales actuaciones en el aeropuerto que se incluyen en esta propuesta son:
Tercera pista.
Nueva terminal central.
Estación del Tren de Alta Velocidad (TAV).
Sistema de transporte ligero subterráneo.
Más puntos de recepción de aviones.
Incremento de zonas de atención a las aeronaves.
Destino de un área a la ZAL.
Incremento de áreas de actividad complementarias. 

Desvío del río Llobregat

El Plan del Delta del Llobregat contempla actuaciones en una zona ecológicamente muy sensible. Por esta razón, el Plan evalúa los efectos sobre este entorno y tiene en cuenta criterios medioambientales.
Además de permitir la necesaria ampliación del puerto, el desvío del Llobregat debería favorecer una recuperación del río y su entorno inmediato como espacio natural, una regeneración dentro del lecho de importantes ecosistemas hoy desaparecidos o en peligro, y la mejora de los recursos hídricos a la vez que se asegura la calidad de los acuíferos.
Entre las dotaciones medioambientales previstas destaca la construcción de una depuradora de aguas residuales con el aprovechamiento de las aguas regeneradas para regar zonas agrícolas y otras zonas cercanas como el aeropuerto.
Ampliación del puerto y Zona de Actividades Logísticas (ZAL)
La próxima ampliación del puerto y la conexión con la red ferroviaria de ancho europeo hará posible la consolidación de una importante Zona de Actividades Logísticas en los terrenos que queden libres por el desvío del río Llobregat. El puerto logístico debe permitir que la ciudad y su entorno metropolitano lleguen a ser un nudo central en la red logística europea para convertir la zona puerto-aeropuerto en una auténtica Puerta Sur de Europa.
La ampliación del puerto prevé una evolución de la superficie total ocupada que permita pasar de las 436 hectáreas actuales hasta las 773 en el año 2000 y a las 1.048 en el 2010.
Actualmente, la ZAL ocupa 65 hectáreas. Las previsiones cuentan con un crecimiento que llegará a las 268 hectáreas con la operación de desvío del río Llobregat. Una vez completada la previsión, se calcula que podrían trabajar cerca de 10.000 personas y que por ella transitarían unos 9 millones de toneladas anuales.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

4. La ciudad del conocimiento y las capacidades productivas

En los últimos veinte años, una parte cada vez más importante de la economía ha ido estructurándose en torno a las nuevas tecnologías de comunicación e información. Una de las consecuencias de esta tendencia ha sido el desplazamiento de la producción industrial lejos de antiguos centros urbanos y, por lo tanto, un cuestionamiento radical de las condiciones de desarrollo de ciudades tradicionalmente vinculadas a la industria moderna, como Barcelona.
Sin embargo, la densidad de la vida urbana, la diversidad de calificaciones y servicios que se ofrecen y la sinergia que se produce entre los diferentes sectores, hacen que las grandes ciudades se consoliden como el espacio más favorable para la producción, transmisión, renovación e innovación de calificaciones, de conocimientos y valores culturales, sectores donde se genera el máximo valor añadido dentro del proceso económico.
Nos hallamos, por tanto, en un período de profunda transformación urbana en el que tienen un papel clave todos aquellos sectores de actividad directamente relacionados con la producción y transmisión de conocimientos, sectores que cada vez representan una parte más importante del sistema económico.

4.1. La red de telecomunicaciones

La implantación de una red de cable adecuada debería constituir un importante estímulo para el desarrollo de nuevas actividades económicas y para la adaptación a una demanda creciente en el sector terciario. Asimismo, tendría que permitir el correcto desarrollo de las redes y servicios de telefonía, televisión, Internet y otros. Tras el acuerdo al que llegaron la Generalitat de Cataluña, la Federación de Municipios de Cataluña y la Asociación Catalana de Municipios, el territorio catalán se divide en tres demarcaciones de unos dos millones de habitantes cada una para garantizar la cobertura de la totalidad de Cataluña.
El total de las inversiones se calcula en 140.000 millones de pesetas, que corresponderían a la iniciativa privada. Las propuestas contemplan la utilización de las galerías de servicios y túneles existentes (rondas y metro) junto con otras infraestructuras reutilizables.

4.2. El triángulo mágico: ciudad, universidad, empresas

Los dos principales factores que condicionan el desarrollo en una sociedad cada vez más abierta y global son:
a) La densidad y solidez de los recursos científicos, tecnológicos y culturales.
b) La calidad de vida de los lugares de trabajo y residencia, y especialmente las ciudades, donde dichos recursos se concentran.
Es por eso por lo que para una ciudad resulta esencial la colaboración y la complicidad entre los diferentes agentes sociales implicados en el desarrollo y, sobre todo, entre las estrategias de planificación urbana, las políticas educativas y de investigación, y los agentes económicos.

INFOPIME
INFOPIME (http://infopime.bcn.es) es un servicio telemático de información y relación para las empresas y los profesionales de Barcelona que, a través de Internet, pone a su alcance la información económica más actualizada de la ciudad, a la vez que permite solicitar la realización de trámites.
Con este servicio, el Ayuntamiento de Barcelona quiere mejorar la gestión de las empresas y los profesionales de la ciudad poniendo a su alcance la información de que dispone. Desde su presentación el pasado mes de julio, INFOPIME ha sobrepasado el millón de consultas, estabilizándose en una media de 50.000 consultas semanales.

Cibernàrium. Multiespacio telemático
Situado en el Fòrum Nord de la Tecnologia (antiguo Hospital Mental de Sant Pau), Cibernàrium es un espacio pionero en Barcelona para acceder a la información, a la gestión del conocimiento y al potencial de las nuevas tecnologías.
Espacios para el conocimiento, el aprendizaje, el ensayo, la difusión, el debate y la actualización profesional ofrecerán a los participantes un conjunto de actividades relacionadas con la educación, la formación, el trabajo, la empresa, las nuevas profesiones, los nuevos negocios y el comercio.

4.3. El nuevo Poblenou: la nueva fábrica del conocimiento y la cultura

Durante el siglo XIX y gran parte del XX, Poblenou se ha situado al frente de un desarrollo industrial que configuró Barcelona y Cataluña como la fábrica de España. En los últimos años, los cambios tecnológicos y comerciales han permitido en unos casos y obligado en otros el traslado de muchas industrias originariamente instaladas en esta área. Esto está haciendo posible la plena integración del barrio en el conjunto de la ciudad, con la apertura de la Diagonal hasta el mar y la construcción de viviendas y equipamientos. En cualquier caso, Poblenou puede y debería seguir jugando un papel muy importante en el nuevo modelo de desarrollo urbano. Situado en un emplazamiento privilegiado, en el corazón de la región metropolitana de Barcelona, el nuevo Poblenou puede constituirse en un espacio privilegiado para el establecimiento de actividades productivas, no contaminantes y de alto valor añadido, directamente relacionadas con las nuevas tecnologías, el tratamiento de información, la producción de conocimiento y la creatividad artística y cultural.

Antiguo mercado del Born, que los arquitectos Sòria y Cáceres convertirán en la Biblioteca Provincial de Barcelona.
(© Enrique Marco)

 

 

4.4. Equipamientos culturaleslineap.gif (951 bytes)

En la irreversible configuración de las grandes ciudades como centros de conocimiento, de información y de servicios, la cultura y los equipamientos culturales juegan un papel fundamental.
No se trata sólo de que la ciudad necesita disponer de una buena oferta de espectáculos y unos buenos museos para el consumo interior o turístico. Se trata también, y sobre todo, de tener permanentemente la capacidad de recibir, de reciclar y de exportar ideas, sensibilidades y proyectos que mejoren la calidad de la vida urbana y que cualifiquen la ciudad en la concurrencia internacional. Y no puede haber una ciudad con una vida cultural rica y abierta que no disponga de unas estructuras y unos equipamientos culturales consolidados tanto en el ámbito del patrimonio histórico como en el de la creación contemporánea.
Por otra parte, en una sociedad en la que cada vez se dispone de más tiempo libre, la tradición, vitalidad y riqueza cultural de algunas ciudades se vuelven no sólo una dimensión decisiva de la calidad de vida, sino también un factor económico de primer orden.

El Plan de Bibliotecas
Una de las condiciones esenciales para avanzar hacia la sociedad del conocimiento –y, por tanto, hacia un desarrollo sostenible– es la facilidad de acceso público a la información y al conocimiento acumulado en los diferentes campos del saber y la cultura.
En este sentido, las bibliotecas y los centros de documentación constituyen un equipamiento fundamental.
El Plan de Bibliotecas recientemente aprobado por el Ayuntamiento de Barcelona dibuja una red formada por una Biblioteca Central, un mínimo de una biblioteca por distrito y las bibliotecas de barrio, que serán veintiocho.
Las nuevas bibliotecas desempeñan el papel fundamental de facilitar la transformación activa de la información en conocimiento, poniendo este proceso al alcance de la mayoría de la población. Ello implica una reconversión de los servicios bibliotecarios existentes, que tienen que pasar a ser efectivos proveedores de recursos y servicios para la documentación y la lectura en los más variados soportes.

La Biblioteca Provincial.
La recuperación del Born
La Biblioteca Provincial era la gran asignatura pendiente del sistema bibliotecario de la ciudad. El 21 de noviembre de 1997, el ministerio de Educación y Cultura, la Generalitat de Cataluña y el Ayuntamiento de Barcelona firmaron un acuerdo para ubicarla en el antiguo Mercat del Born.
Las obras se iniciarán en 1999, y la fecha límite para la apertura de la biblioteca es el año 2002. El coste del proyecto, 3.700 millones de pesetas, es asumido íntegramente por el ministerio. El municipio cede el edificio, valorado en 4.000 millones, y la Generalitat se hará cargo de la gestión del equipamiento.
La Biblioteca Provincial será la mayor de Barcelona y funcionará como biblioteca central urbana, de acuerdo con la ley del sistema bibliotecario de Cataluña. Tendrá una superficie de 15.000 m2.
La reconversión respetará la estructura del antiguo mercado, obra de Josep Fontseré i Mestres, que fue concluido en 1876. Dejó de funcionar como mercado en 1976. Ahora se convertirá en el equipamiento cultural de más envergadura del barrio de la Ribera y uno de los principales motores de la mejora y reactivación de la zona.

La Ciutat del Teatre
La Ciutat del Teatre será el gran polo de artes escénicas de Montjuïc, un polo que articulará diversas infraestructuras, algunas ya existentes y otras de nuevas creación. Su núcleo central estará integrado por el Mercat de les Flors y las nuevas sedes de la Fundació Teatre Lliure y del Institut del Teatre, agrupados en torno a la plaza Margarida Xirgu.
El proyecto reurbanizará la zona comprendida entre la calle Lleida, el paseo de Santa Madrona, las calles Baix y Sant Isidre, el paseo de la Exposició y la plaza Margarida Xirgu.

El Auditori
El nuevo Auditori, que entra en funcionamiento este año, será una auténtica ciudad de la música. Tiene como formación residente a la Orquestra Simfònica de Barcelona y Nacional de Catalunya, y en el futuro también será sede del Conservatori Superior de Música y del Museu de la Música. Junto con el Teatre Nacional de Catalunya y el Arxiu de la Corona d’Aragó, completará el núcleo cultural de la plaza de las Glòries.

El Centre Cultural Tecla Sala
En el edificio Tecla Sala se ubicará, además del Centre Cultural Metropolità –que conservará la sala de exposiciones en la primera planta–, la nueva Biblioteca Central de L’Hospitalet. El espacio total destinado a equipamiento es de 16.000 m2.
El principal espacio cultural de L’Hospitalet forma parte de un PERI aprobado en 1996, en el que se redefine el sector como un espacio de carácter central con usos polivalentes: equipamiento cultural y de ocio, residencial, espacio verde y equipamiento deportivo.