english


portada

EL OBSERVATORIO



portada de BMM


Final deslucido para un año
de fuerte crecimiento

Texto: XAVIER GÜELL
Director de "Barcelona Economia"
Gràfics: LAURA QUESADA


La revista se inicia a partir del presente número con una revisión de la coyuntura económica de Barcelona y su área metropolitana, donde se genera más del 70% del PIB catalán. La vitalidad urbana, con sus luces y sus sombras, se reflejará periódicamente en estas páginas mediante el análisis de algunos de los indicadores más significativos..

La revisión a la baja de las expectativas de crecimiento para este año de las principales economías europeas, incluida la española y también la de Estados Unidos, ha acabado desluciendo los últimos meses del que ha sido un año de fuerte crecimiento de la actividad industrial catalana,
encabezada por la metropolitana. Un dinamismo asentado en la solvencia de la demanda interna y en la capacidad de crecimiento de las exportaciones.
El encarecimiento del petróleo y del crédito bancario, además de la
depreciación de los activos financieros, ha perjudicado la capacidad de absorción de la demanda. La primera señal en este sentido ha sido el cambio de tendencia que ha registrado la matriculación de vehículos. Por el contrario, pese al empeoramiento de los índices de confianza de la población en la evolución económica a medio plazo, la creación de nuevos puestos de trabajo en la industria ha continuado hasta bien entrado el último trimestre del año. Una evolución impensable sin el impulso que la debilidad del euro ha dado a la exportación. Precisamente, este segmento del comercio exterior es uno de los principales factores explicativos del aumento que ha registrado el tráfico de mercancías por el puerto.
Un año más, el crecimiento del número de viajeros que han utilizado el aeropuerto ha sido espectacular como consecuencia del aumento de la oferta de plazas derivado de la ampliación del número de vuelos. Los veinte millones de pasajeros/año están ya al alcance, después de ganar casi cinco millones de usuarios en sólo tres años.

Por lo que respecta a la evolución del transporte público colectivo, la tendencia alcista que muestran los datos debe valorarse a la luz de una coyuntura económica expansiva que genera un número creciente de desplazamientos tanto por trabajo como por ocio. Este componente se ve reforzado por el proceso sostenido de mejora y extensión del servicio para satisfacer la demanda creciente que provoca el desplazamiento continuado de los límites de la ciudad hacia el entorno metropolitano.

"La construcción residencial ha sido, un año más, una de las actividades económicas más expansivas pese a perder fuerza a medida que avanzaban
los meses".

UNA SELECCIÓN DE INDICADORES DE COYUNTURA
  Indicador Periódo Valor Absoluto Var.(%) internaual 1999/1998
(%)
1998/1997
(%)
Puerto
Tráfico de mercancía

Total (miles de toneladas)
Embarcada (miles de toneladas)
Desembarcada (miles de toneladas)
Contenedores (miles de Teus)


Ene.-Nov. 2000
Ene.-Nov. 2000
Ene.-Nov. 2000
Ene.-Nov. 2000


27.206
10.078
17.128
1.269


6,9
11,7
4,3
11,6


12,7
7,8
15,6
12,8


-0,7
-3,5
1,1
12,7
Aeropuerto
Tránsito de pasajeros

Total (milers)
Línia Barcelona-Madrid (milers)
Internacional



               2000
               2000
                2000



19.809
3.894
9.351



13,7
17,9
15,7



7,6
6,0
14,2



7,5
4,9
13,0
Transporte público urbano
Servicio urbano (miles)
Ferrocarril de cercanía (miles)

              

              2000
              2000



518.882
129.644



1,8
4,7



1,9
3,0



3,6
5,2
Consumo y turismo
Gas canalizado (millones de térmias)
Matriculación de vehículos (província)
Pernoctaciones hoteleras (miles)

Ene.-Sept.2000
               2000
Ene.-Oct. 2000

2.469
257.437
6.680

2,5
-2,6
3,8

12,7
14,8
1,9

4,7
25,7
6,2
Construcción y precios de suelo residencial
Superfície nueva prevista en las licencias (m2)
Viviendas iniciadas
Precio medio venta viviendas nuevas (pta/m2)

             
                2000
 
 Ene.-Sept.2000
    2n sem. 2000


1.137.368

3.541
360.283


-16,4

-30,5
13,2


19,0

1,5
19,6


-19,0

21,5
6,1
Mercat de treball
Parados registrados
Tasa de desempleo (%)
Afiliados activos R.G. de la Seguredad Social
Contratos indefinidos
     
      Dic. 2000
      Dic. 2000
      Dic. 2000

            2000

40.889
6,1
809.021

114.075

-7,4
--
4,5

-1,8

-11,6
6,6
4,7

30,5

-15,2
7,4
5,5

47,6

El El aumento del número de pasajeros de los diferentes sistemas de transporte público no se puede desvincular de la creciente capacidad de atracción turística de la ciudad. Así, los datos disponibles apuntan que durante el 2000 las pernoctaciones hoteleras, estimadas en casi ocho millones, habrán registrado un aumento del orden del 5%. Un incremento que no habría sido posible sin la correspondiente ampliación de la oferta hotelera.
Una de las peores noticias económicas del año 2000 ha sido posiblemente la evolución del IPC hasta cerrar el año en el 4% en España y dos décimas más en Cataluña y la provincia de Barcelona. No es menos preocupante la evolución de la inflación subyacente -situada en 3%- y especialmente el diferencial de precios con el resto de la Unión Europea. Una diferencia que, si se mantiene, al final perjudicará la competitividad de la economía española.

Sin negar la influencia del encarecimiento de los derivados del petróleo en esta escalada de precios -el transporte ha sido el componente más inflacionista durante el 2000-, no es menos cierto que el resto de agregados, con la excepción de la alimentación, han alcanzado aumentos superiores a los de un año antes. La generalización de este repunte inflacionista hace pensar en el efecto retardado vía costes de producción de una factura energética engrosada por el alza del precio del petróleo y también como consecuencia de la notable depreciación del euro. Dos factores que han visto potenciado su aspecto inflacionista por la solidez de la demanda interna y el elevado grado de utilización de la capacidad productiva en muchos sectores industriales, incluyendo la construcción.

"Según los registros de la Seguridad Social, el total de ocupados en la región metropolitana a finales de año superaba por primera vez los dos millones,
después de un incremento anual del 5%".


La construcción residencial ha sido, un año más, una de las actividades económicas más expansivas pese a perder fuerza a medida que pasaban los meses. Los datos disponibles evidencian que, a pesar de que el número de viviendas en construcción se ha mantenido en torno a los máximos del ciclo, el de iniciados es sensiblemente inferior al de 1999. Una evolución motivada tanto por la dificultad de la oferta en mantener los elevados ritmos de crecimiento de la segunda mitad de los noventa como por la pérdida de solvencia de una parte significativa de la demanda.

En el proceso de reducción del esfuerzo económico para acceder a una vivienda en propiedad, durante el período 1994-1999 fueron decisivos tanto el aumento sostenido de la renta familiar disponible como la contención de los precios de venta y, especialmente, la reducción de los tipos de interés hipotecarios. Algunas de estas condiciones han variado sensiblemente durante el 2000. Mientras los precios de venta han registrado un incremento del orden del 15%, que se añade a un aumento similar del año anterior, los tipos de interés de referencia del mercado hipotecario han subido un punto porcentual hasta superar el 6%. En cuanto a la evolución de la capacidad financiera de las familias, si bien las rentas salariales han mantenido un ritmo de crecimiento parecido al del año anterior gracias a la positiva evolución del empleo, la depreciación de los activos financieros ligados a la renta variable ha reducido la capacidad de
endeudamiento de las economías familiares.
La expansión económica del 2000 ha continuado revirtiendo en una mejora sustancial del mercado de trabajo. Pese a la desaceleración evidenciada durante los trimestres centrales del año, la trayectoria descendente del paro se ha mantenido gracias a la
creación de nuevos puestos de trabajo y a la regularización de empleo sumergido. Así, según los registros de la Seguridad Social, el total de ocupados en la región metropolitana a finales de año superaba por primera vez los dos millones, después de un incremento anual del 5%.
Por otro lado, los poco más de 40.000 parados registrados en Barcelona al acabar el 2000 sitúan la tasa de paro registrado en el 6%, y por debajo del 5% entre los menores de 25 años y los hombres. Una situación que, en apariencia, deja poco margen de actuación para continuar reduciendo las cifras de paro y aumentar los niveles de ocupación.
La desaceleración de la trayectoria descendente del paro está directamente asociada a la ralentización del crecimiento de la contratación laboral, y especialmente al estancamiento de la indefinida. De las tasas de crecimiento anual de dos dígitos que han caracterizado la contratación laboral durante la segunda mitad de los noventa, se ha pasado a un incremento testimonial en el 2000 y a un leve retroceso del número de contratos indefinidos. Una evolución que alerta del cambio de tendencia que parece iniciar el crecimiento económico.