english


portada

LA OPINIÓN DE JOAN CLOS



portada de BMM
correu
arxiu

Barcelona, capital museística

Texto: JOAN CLOS
Alcalde de Barcelona


La cultura ha sido históricamente una de las apuestas más claras y decididas de Barcelona, eje y motor de cambio de la sociedad y barómetro de la evolución de la ciudad.
Más concretamente, desde la recuperación de la democracia los contenidos culturales han puesto de manifiesto un período en el que Barcelona se ha ido consolidando como referente nacional e internacional en todos los ámbitos.

Barcelona quiere ser más y mejor capital cultural y poder compararse con las principales ciudades europeas. En este reto tienen mucho que ver y mucho que decir nuestros museos, uno de los activos más importantes de la ciudad, que albergan un patrimonio rico, cualificado y extenso, y que generan cultura y fomentan la participación.

El Ayuntamiento de Barcelona, titular de museos
La sociedad barcelonesa ha sido de una importancia capital a la hora de configurar el panorama museístico de la ciudad. El origen de nuestros museos debemos buscarlo en la propia iniciativa ciudadana y en el coleccionismo privado que configuraron los primeros equipamientos de la ciudad. Otro referente histórico de nuestros museos hay que vincularlo a las exposiciones universales de 1888 y 1929, que nos legaron unas excelentes instalaciones que hoy son sede de los principales museos de la ciudad, como es el caso del Museu Nacional d'Art de Catalunya en el Palau Nacional de Montjuïc.
Pero un factor especialmente relevante y muy característico de Barcelona es el papel que el Ayuntamiento ha desempeñado y desempeña como promotor, financiador y titular de numerosos museos.
El punto de inflexión que transformó la dinámica de los museos de Barcelona tuvo lugar en 1985 con la creación del Plan de Museos, donde se establecían las bases de actuación municipal en el ámbito museístico, adecuándolas a la cambiante realidad urbana de Barcelona y proponiendo un concepto de museo con capacidad crítica y con la voluntad de hacer cultura. Así pues, la montaña de Montjuïc, Ciutat Vella o el Parc de la Ciutadella muestran buena parte del amplio abanico de equipamientos culturales de la ciudad y son ejes básicos de la red de museos de Barcelona, una red que se extiende en calidad gracias a la amplia y heterogénea oferta de las colecciones, a la ampliación y adecuación de los equipamientos, a la mejora de la gestión y a la promoción y difusión de sus colecciones.
Una red que, por otro lado y gracias a las instituciones financieras catalanas, se extiende también por el territorio: el Centre Cultural de la Fundació "la Caixa" en el Palau Macaya, el Centre Cultural Caixa de Catalunya en La Pedrera, la Fundació Godia, el Museu Egipci, la antigua fábrica Casarramona y otras iniciativas son hitos que la ciudad ha ido ganando en los diferentes barrios de Barcelona.
Y tenemos un proyecto ambicioso que marcará un nuevo polo cultural en la ciudad y que se ubicará en el centro que concibió Ildefons Cerdà, la Plaça de les Glòries. Se trata de la cripta El Tresor de Barcelona, que permitirá poner bajo un mismo equipamiento algunas de las colecciones públicas y privadas más destacadas de la ciudad: el Museu de la Ceràmica, el Museu Tèxtil i d'Indumentària, el Museu de les Arts Gràfiques y el Museu de les Arts Decoratives; así como el que será el nuevo Museu del Disseny, d'Arquitectura i Urbanisme. Sin duda, esta mezcla de tradición e innovación pone de manifiesto la Barcelona dinámica y cambiante, la Barcelona progresista que cuida de su patrimonio y del rico legado que ha ido confeccionando a lo largo de los años, pero también una ciudad que vive las nuevas tendencias y los movimientos más vanguardistas, en sintonía con el nuevo siglo.

La cripta El Tresor de Barcelona, ubicada en la plaza de les Glòries, integrará bajo un mismo techo algunas de las colecciones más destacadas de la ciudad.

El plan Estratégico propone líneas de actuación para adecuar nuestros equipamientos. Pero también es necesario replantear el papel de cada administración y de las conmpetencias que han de asumir en materia de cultura.

Este nuevo museo, suma de museos, completará la oferta cultural de las Glòries, junto con el Auditori, el Teatre Nacional y el Arxiu de la Corona d'Aragó, y consolidará la centralidad cultural de esta zona, una de las grandes apuestas urbanísticas y culturales del Ayuntamiento de Barcelona, que enlaza con el 22@, en Poblenou, y el Foro Universal de las Culturas 2004, en el Besòs.
La idea de museo como contenedor de cultura y conocimientos ha dado paso a un modelo de equipamiento más dinámico y más cercano a la ciudadanía. El Ayuntamiento de Barcelona ha realizado una fuerte apuesta para contar con museos heterogéneos pero de una gran calidad. La incorporación del Macba, el CCCB, el Museu Marítim o el Barbier-Mueller a la oferta ya existente y las ampliaciones del Museu Picasso o del MNAC son algunos ejemplos de esta vocación de ir agregando nuevos espacios y nuevas propuestas. En este nuevo modelo, proyectos culturales como la Primavera del Diseño, la Trienal de Arte, los Siete Días de Poesía de Barcelona o el Festival Sónar comparten y amplían el abanico cultural que ofrecen los diferentes museos de la ciudad. Son un claro referente de la política municipal en materia de museos y un ejemplo de cooperación y del dinamismo que respiran estos equipamientos.
Hemos empezado un nuevo siglo y somos conscientes de que los museos no pueden permanecer ajenos a todos los cambios sociales y económicos que se están produciendo en las sociedades avanzadas. El acceso a las nuevas tecnologías nos da una visión de una sociedad que pide nuevos servicios y tiene nuevas necesidades. Tenemos el reto de adaptar nuestros museos a esta sociedad cambiante. Para afrontar estos nuevos retos, el Ayuntamiento de Barcelona, desde el Institut de Cultura, tiene el objetivo de renovar la red de equipamientos, de mejorar la gestión y la accesibilidad a los museos ampliando horarios, mejorando la señalización y definiendo políticas para atraer nuevos públicos, pero también de aumentar nuestro patrimonio y nuestras colecciones.
El Plan Estratégico de Cultura del Ayuntamiento de Barcelona propone algunas líneas de actuación para adecuar nuestros equipamientos a todos estos cambios. Pero, para hacer frente a todas las actuaciones futuras que permitan acercar nuestro patrimonio a los ciudadanos, también es necesario un replanteamiento del papel de cada una de las administraciones y de las competencias que han de asumir en materia de cultura.
Un hito importante del calendario cultural de Barcelona lo encontramos en la celebración, en el mes de julio, de la Conferencia y la Asamblea General del Consejo Internacional de Museos, ICOM 2001, que permitirá poner en común las experiencias y los retos que afrontan los museos de todo el mundo en este siglo XXI. La Conferencia supone un reconocimiento a Barcelona, que acogerá representantes de más de 140 países que aportarán sus experiencias y debatirán sobre las perspectivas de futuro de las ciudades en materia de museos.
Se trata, sin duda, de una gran oportunidad de volver a ser un referente, de mostrar nuestra línea de actuación y nuestro patrimonio.

Fòrum Universal de les Cultures 2004
La palabra cultura es, cada vez más, sinónimo de conocimiento y de intercambio. Y conocimiento quiere decir diálogo y esfuerzo en la construcción de la paz y de la convivencia entre los pueblos.
El Fòrum Universal de les Cultures 2004 quiere ser una cita mundial con la cultura, la paz y el diálogo. Cultura y diálogo son conceptos básicos para las nuevas convivencias del siglo XXI, para las relaciones entre los hombres, y entre los hombres y el espacio en el que viven.
Éste es el gran compromiso de Barcelona en el año 2004. Con este acontecimiento, Barcelona se convertirá en un órgano creativo único, excelente y aglutinador; una propuesta plural y diversa, como plural y diversa es la propia ciudad y como lo son también nuestros museos.
Queremos que los museos de Barcelona estén a la altura de este gran acontecimiento. Las nuevas propuestas y los futuros objetivos en los que trabajamos pondrán de manifiesto nuestra voluntad de ser un referente museístico de gran nivel en todo el mundo.